12 ene. 2009

PRECAUCIONES PARA LOS BEBEDORES DE TÉ

Realmente, las muchas propiedades beneficiosas que tiene el té, lo convierten en una de las bebidas más saludables a nivel mundial, si no la más. Pero, como todo aquello que ingerimos, a veces hay que tomar ciertas precauciones, sobre todo si bebemos grandes cantidades de té diarias.
Según el libro "Todos los Tés del Mundo" (ed. Océano/Ambar), las precauciones a tomar serían las siguientes:
- Los niños menores de dos años no deberían beber té, ya que interfiere en la absorción del hierro y puede causar anemia.
- No hay que beber té muy concentrado si no es con fines medicinales específicos.
- Debe esperarse unos instantes para beber la infusión. Es fácil quemarse con un té recién preparado.
- El té frío impide una buena digestión.
- No hay que beber té del día anterior recalentado.
- Para disfrutar de sus propiedades, el té debe prepararse con agua de buena calidad.
- No hay que beber té después de comer cordero, ya que lo endurece en el estómago y provoca estreñimiento.
- Si se sufre de úlceras de estómago, es mejor no tomar té, ya que puede interferir en la absorción de nutrientes.
- Un consumo excesivo de té puede estresar los riñones por su poderoso efecto diurético.
- Si se tiene el estómago delicado, el té en ayunas puede provocar náuseas, vómitos y dolores de barriga.
- El té contrae los músculos del estómago. Si se toma demasiado antes de una comida, quita el apetito.
- No es aconsejable beber té menos de una hora antes y después de la toma de medicamentos.
- Las mujeres que toman la píldora anticonceptiva no deberían beber el té muy fuerte.
- Durante la menstruación, el té puede incrementar el flujo de sangre.
- Las personas hipertensas no deben beber té demasiado concentrado, ya que hace subir la tensión.

0 comentarios: