22 sept. 2008

ORÍGENES DEL TE: LAS TRES LEYENDAS

Hay tres leyendas sobre el orígen del té: la china, la hindú y la japonesa.
Según los chinos, un emperador erudito llamado Shen-Nong, descansaba a la sombra de un árbol mientras aguardaba a que hirviera un cuenco con agua. De forma casual, algunas hojas cayeron en el agua y el sabor resultante amaravilló al emperador en cuanto lo probó. Ese fue el momento en el que el té comenzó a conquistar China.
La historia hindú tiene una versión diferente. Para ellos fue el legendario príncipe Bodhidharma quien descubrió las propiedades curativas del té. En un peregrinaje para predicar el budismo, cayo enfermo y, a sugerencia de los sabios bebió una infusión que lo sanó. Esta infusión era el té.
Por contra, los más drásticos fueron los japoneses. Ellos cuentan que dicho príncipe decidió no dormir en nueve años para meditar pero que, a los pocos años le venció el sueño y, cuando despertó, irritado, se arrancó los párpados y los arrojó al jardín. En ese lugar, con signo de su sacrificio, creció una planta de té.
Las tres leyendas coinciden en el carácter ancestral de esta bebida en Oriente y su estrecha vinculación con una forma de ver el mundo: el budismo.

0 comentarios: