16 jul. 2010

NUEVA CARTA DE TES FRIOS


Con el verano encima (y menudo veranito!) reconozco que apetece menos, o quizás nada, un té calentito. En el extranjero es muy común tomar el té helado, esto es, el té que tomamos normalmente un poco más concentrado y, una vez endulzado al gusto, traspasarlo a una copa con hielo. Incluso, en casa, no es mala idea prepararlo en mayores cantidad (uno o dos litros, por ejemplo) y meterlo a enfriar en la nevera.
Esta solución en España aún no es muy común y, para refrescarnos un poquito, ofrecemos en el local una variedad de tés helados que están de chuparse los dedos. Ya están endulzados (y no demasiado, lo cual es de agradecer) y los tenemos de menta (sencillamente espectacular), naranja, limón, melocotón, frutas del bosque, earl grey y rooibos de fresa y nata.
Francamente os los recomiendo. Es una bebida refrescante, sin gas y que hace las delicias de grandes y pequeños.

1 comentarios:

Lur dijo...

Carolina,nosotros ya lo hemos probado y el te de menta está de muerte...y acompañado de la tarta de chocolate ya ni te cuento. Te hemos visto crecer desde tu apertura y realmente lo que estas haciendo en ese local es digno de mención..si hubiese más gente como tu otra cosa sería del comercio tradicional. Suerte y no cambies.
Un beso