23 jul. 2009

ESCAPADA DOMINGUERA

Llevo varias semanas muy perezosa para hacer experimentos en mi cocina. La verdad es que con estos calores, la mera idea de encender el horno me dan ganas de llorar.
Por otro lado, tengo el cerebrito algo estancado y, el domingo pasado decidí que sería conveniente oxigenarlo un poquito y me fui con mis dos peques de excursión.
Elegimos la zona de Rascafría que es una auténtica maravilla. A primera hora decidimos buscar un sitio tranquilo para comer. Y lo encontramos! En la foto de arriba podréis ver una piscinita natural que hizo nuestras delicias por unas horas.
Estas (la foto de arriba) son mis vistas antes de mi cabezadita siestera. Una gozada.


Después de comer decidimos hacer una ruta camino a la Cascada del Purgatorio. El camino fue largo pero realmente merece la pena.

Empezaré a hacer más excursiones. Ya os contaré.

0 comentarios: